volver a entretenimiento

La calle es mía

Cualquier persona capaz de orientarse, echarle morro, y convencer a la gente de la calle para que le ayude, puede concursar y ganar el tesoro que está oculto en la ciudad.

Pero hay una única condición: ser capaz de encontrarlo en una frenética y divertidísima búsqueda contrarreloj llamada “LA CALLE ES MÍA”.

“LA CALLE ES MÍA” combina la clásica búsqueda del tesoro con la tecnología y las Redes Sociales, y convierte a la gente de la calle en auténticos protagonistas al ayudar al concursante en la búsqueda.

Sin dinero, con un número limitados de pasos, y teniendo que moverse por toda la ciudad, los concursantes buscan un tesoro escondido.

Un formato que aprovecha todas las posibilidades que ofrece una ciudad, incorporando hasta el mobiliario urbano en el juego a través del grafismo y las pistas que ayudarán al concursante a encontrar el tesoro.