volver a entretenimiento

Hay para todos

“Hay para todos” es un nuevo concepto de concurso en el que la calle es el plató y el sentido del humor, el requisito principal y casi único para ganar premios en metálico. Lo único que se le pide a los concursantes, o lo que es lo mismo, a los peatones, es que estén dispuestos a superar pruebas inesperadas, entre gamberras y canallas, para ganar entre 5 y 500 euros en función de su suerte e ingenio.

Ingenioso, divertido, ágil, vertiginoso… son las características principales de este concurso, en el que la provocación y el humor absurdo también tienen su sitio.

Pruebas sencillas, cámaras ocultas donde el peatón juega sin saber que lo está haciendo, transiciones divertidas como parte del juego… todo ello para hacer un concurso que reparte dinero a cambio de buen humor.